Descripción

Es un tratamiento que consiste en la aplicación intradérmica de la piel, de sustancias farmacológicas con diversos objetivos: rejuvenecimiento de la piel, aumento en la elasticidad y el brillo de la misma, disminución de las manchas y de las arrugas, entre otros.

Se puede realizar como tratamiento único o en combinación con otros tratamientos, para optimizar los resultados buscados.

Puede realizarse en cualquier época del año. Se hace en consultorio, siendo una práctica sencilla, que permite la continuidad de la actividad normal del paciente.