Descripción

Se refiere a la caída de la mama luego de amamantar o ante la perdida brusca de peso, generalmente se da en pacientes de piel delgada y/o con estrías. Se debe a una atrofia del tejido mamario y por sobre todo a un excedente de piel.

La podemos clasificar en leve, moderada y severa, de acuerdo a ello variará la indicación. En los casos leves, con sólo colocar un implante y devolverle el volumen perdido a la mama se puede solucionar el problema; en los casos moderados será necesario resecar algo de piel alrededor de la areola; en los más severos, al ser mucho el exceso de piel, la resección es más amplia y se hace una pinza en el polo inferior de la mama para levantarla, de esta forma no sólo queda la cicatriz alrededor de la areola sino también una en sentido vertical.

Cabe aclarar que el levantamiento del busto, cualquiera sea el caso, puede ser con o sin prótesis. El recuperatorio es sencillo y la internación dura mediodía.