El problema de las piernas cansadas en verano

“EL PROBLEMA DE LAS PIERNAS CANSADAS EMPEORA CON EL CALOR” 

El efecto de piernas cansadas proviene de la circulación, la retención de líquidos o estar muchas horas sentados o de pie ¡y empeora con el calor!

Con la llegada del calor, los problemas de circulación se agudizan. El aumento de temperatura provoca que la sangre se acumule en las piernas, intensificando la sensación de pesadez y cansancio, justo en el momento del año en el que más pueden lucirse.
Es un problema muy habitual cuyos síntomas son cansancio generalizado, calambres, hormigueos, sensación de calor o picor, etc. Y es que las causas de esta pesadez en las piernas son múltiples y abarcan desde los desarreglos hormonales, la retención de líquidos, el sedentarismo, disfunciones tiroideas o un exceso de sodio en nuestra alimentación, entre otros.

Durante esta época, además, los viajes son habituales y las piernas pueden sufrir las consecuencias de viajar en un espacio reducido sin apenas movilidad, lo que repercute en el flujo sanguíneo.
Recomendaciones para aliviar la pesadez en las piernas

El sistema circulatorio de retorno sanguíneo necesita la ayuda de nuestros músculos para empujar la sangre de vuelta al corazón. Cuando esto es insuficiente la sangre se estanca dilatándose las venas. Las paredes venosas con el tiempo se dilatan y pierden su elasticidad y esto origina las varices.

Mejorar la circulación sanguínea y evitar la retención de líquidos son dos factores clave para ayudar a mejorar la sensación de pesadez en las piernas. Para ello, se aconseja “una dieta equilibrada, beber mucha agua (o bien zumos naturales o caldos fríos), actividad física como andar en bicicleta o nadar, disminuir el consumo de sal, no usar ropa ajustada, ducharse con agua templada y acabar con un chorro de agua fría y dormir con las piernas un poco elevadas”.

¿Vos también sentís las piernas pesadas?

Dr. Eliseo Videla
Dr. Eliseo Videla
Flebología y Linfología