Es un tratamiento de estética que utiliza hilos quirúrgicos re absorbibles para lograr un efecto rejuvenecedor de la piel y  de reposición de las estructuras caídas, ya que producen formación de colágeno y elastina, activan la micro circulación de la piel y los espiculados, producen sujeción de estructuras caídas sin necesidad de una cirugía.

Los hilos que se usan son re absorbibles y bio compatibles, y están constituidos por ácido poliláctico  o por polidioxanona (PDO).

Los de ácido poliláctico se reabsorben en alrededor de 6 meses y su efecto perdura por 1 año y medio a 2 años .  Los de PDO se reabsorben en 3 meses y su efecto dura de 9 meses a 1 año.

Consiste en aplicar los hilos debajo de la piel para formar una malla con los hilos lisos, que refuerza la estructura de la piel, devolviendole firmeza.
Hay hilos lisos que elegimos cuando queremos revitalizar la piel y espiculados que usamos cuando queremos traccionar la piel. Ambos vienen en distintas largos.  Y podemos tratar la piel de rostro y del cuerpo. Y en el caso de los espiculados, tienen como pequeñas “espinitas” que se anclan en la piel y permiten fraccionaria y así levantarla.

La aplicación es en consultorio, es una práctica ambulatoria, prácticamente indolora, con mínimos cuidados posteriores por parte del paciente .